• Admin

Día de los animales

Son muchas las ventajas así como las responsabilidades que acompañan a cuidar a un animal. Ya sean salvajes o domésticos los animales son un preciado tesoro de la naturaleza que debemos proteger.



El reino animal aún tiene muchos secretos con los que sorprendernos y seguramente estos nos descubran nuevas cosas que aporten soluciones a diversos problemas de salud.

De hecho, hoy en día se están llevando a cabo muchos estudios relacionados con la interacción entre seres humanos con determinadas patologías y algunos animales consiguiéndose resultados muy alentadores.


Se ha demostrado que relacionarnos con animales disminuye los niveles de cortisol, una hormona conectada con el estrés. Además está comprobado que los animales pueden reducir la soledad, aumentar los sentimientos de apoyo social y mejorar el estado de ánimo.


Algunos estudios hechos con perros en aulas con niños con TDAH han demostrado que les ha ayudado a enfocar su atención mejorando sus habilidades sociales y disminuyendo sus problemas de comportamiento.


Para niños con espectro autista algunos estudios hechos con cobayas han resultado ser de gran ayuda al comprobar que los niveles de ansiedad bajaban y se mostraban más tranquilos mientras jugaban con ellas.


Otro dato interesante sobre lo que los animales pueden hacer en nuestras vidas ha sido aportado a través de un estudio hecho con peces en adolescentes con diabetes. La rutina de cuidado que tenían que seguir para mantener a estos seres marinos alimentados y cuidados les ayudó a desarrollar la constancia para realizarse los controles de glucosa en sangre lo cual conllevaba un mejor control sobre su enfermedad.


Volviendo a los perros, recientes estudios han demostrado que son de gran ayuda para pacientes con cáncer porque les beneficia a la hora de llevar mejor las quimioterapias a las que se tienen que someter, ya que se sienten apoyados y comprendidos y sobretodo les aportan una dosis extra de calma y cariño.


Pero fuera de todos estos estudios tan específicos, el rodearse o tener contacto con animales puede ayudarnos a llevar a cabo cambios en nuestras rutinas que mejoren nuestra calidad de vida.

Así por ejemplo, pasear a un perro nos hace ejercitarnos y salir a la calle a tomar el aire, observar peces en un acuario nos puede beneficiar para rebajar el estrés ante una situación tensa. Acariciar a un gato nos aporta sensación de bienestar y tranquilidad.

Son muchas las ventajas que la naturaleza nos brinda a través de sus múltiples seres vivos para mejorar nuestra salud.


Los animales son una parte imprescindible de la madre tierra y es por ello que al cuidarlos y respetarlos nos estamos cuidando a nosotros y nosotras mismas.


1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo